La verdad de las dietas milagro

dietas milagroSi te sobran algunos quilos de más te habrás dado cuenta de que hay ciertas épocas del año, como después de las navidades, después de las vacaciones de verano, con la llegada de la primavera, aparecen fuertes campañas publicitarias, libros, revistas, webs, incluso productos en forma de biales, líquidos y todo tipo de productos naturales que hablan sobre cómo perder una gran cantidad de quilos en pocas semanas. Tienen una publicidad muy atractiva, lo que hacen que muchas personas se lancen a conseguir ese objetivo. Por ello a este tipo de dietas las asignamos como tal, dietas milagro. Debes saber que la mayoría de este tipo de dietas carecen de evidencia científica, es decir, que no está demostrado que funcionen. Además de poner en riesgo, tu salud, tu calidad de vida y tu economía. Y la realidad es que un 95% de las personas que hacen una dieta milagro vuelve a engordar, ¿te suena?

Es muy fácil, todas las dietas milagro prometen principalmente estos tres puntos: pérdida de peso rápido, más de 5 kg al mes, sin esfuerzo y se describen como seguras, sin riesgos para la salud. Además pueden incluir estas afirmaciones: prohibir el consumo de algún alimento o un grupo de alimentos, se exagera la calidad científica de algún nutriente, suele ser la proteína, tienen listas de alimentos buenos y alimentos malos, pueden estar acompañadas de productos, viales, batidos, fruto de la búsqueda de beneficios económicos. También incluyen testimonios y historias como evidencia del resultado de la dieta, pueden contener afirmaciones que contradicen a los colectivos de reputación conocida. Las podemos clasificar en tres tipos de dietas: las dietas hipocalóricas, como la dieta de la clínica mayo, dieta zero, dieta del astronauta, dieta toma la mitad, son muy bajas en calorías, desequilibradas, monótonas y acompañadas de suplementos de minerales y vitaminas.

alimentos funcionales

Las dietas disociadas como la dieta de light, régimen Shelton, dieta montignac, dieta Holliwood, dieta Dukan, defienden que los alimentos provocan un aumento de peso si haces ciertas combinaciones. No suelen alimentar la ingestión de alimentos muy energéticos y no tienen base científica. Y las dietas excluyentes como la dieta del Doctor Pritikin, dieta Scardale, dieta Atkins, Pronokal, eliminan de la alimentación un nutriente esencial, que suele ser el hidrato de carbono y/o las grasas. Las consecuencias sobre la salud dependen del tipo de dieta, pero las más comunes son: el déficit de minerales y de vitaminas, la producción de cambios en el metabolismo energético, lo que puede producir estados de resistencia a la pérdida de peso, efecto rebote, alteraciones gastrointestinales, pérdida de masa muscular, cetosis, sobrecarga renal y hepática, por el consumo excesivo de proteínas y trastornos de la conducta alimentaria, entre otros problemas como los psicológicos. Las comunidades o sociedades científicas del mundo desaconsejan encarecidamente la realización de este tipo de dietas, por sus efectos sobre la salud y porque carecen de evidencia científica.

Para poner un ejemplo, cada año la British Dietetic Association, una gran sociedad científica de expertos en materia de nutrición y dietética publica una lista con las cinco dietas milagro, que suelen ser las más conocidas entre la población. Un tratamiento dietético para obesidad debe de estar basado en la evidencia científica, es decir que se haya demostrado con estudios científicos que funciona y lo hace sin comprometer tu salud. Además, debe por un lado disminuir la grasa corporal, preservando la grasa magra, ser realizable en un espacio de tiempo prolongado, ser eficaz a largo plazo manteniendo el peso perdido. Conllevar la función de educación alimentaria, que descierre mitos, errores y hábitos de alimentación inadecuados. Disminuir los factores de riesgo cardiovasculares, asociados a la obesidad, hipertensión, dislipemia, prediabetes, diabetes melitus…

comidaporcion1-250x206

Mejorar la comorbilidad vinculada al exceso de peso como las amneas del sueño, artrosis, riesgo neoplásico. También inducir una mejoría psicosomática, recuperación de la autoestima y ayudar a la capacidad funcional y a tu calidad de vida. Desde este blog te hacemos una llamada al sentido común, a la paciencia y a la constancia. Debes hacer balance de lo que es realmente importante: tu salud, y empezar a realizar cambios en tus hábitos alimentarios, para ello, el profesional que te puede ayudar a conseguir tu objetivo de una manera saludable y sin riesgos es el dietista nutricionista, este determinará el mejor tratamiento dietético, según tus características junto al ejercicio físico. La pérdida de peso debe ser lenta y constante para que así consigas los máximos beneficios que te puede aportar y mantengas tu objetivo a largo plazo.