El arroz engorda mucho (1)

El arroz como tal no tiene absolutamente nada malo, es un alimento sano si se toma con moderación. Lo que pasa es que cuando uno quiere adelgazar y uno quiere mejorar en metabolismo, uno tiene por fuerza que reducir los niveles de glucosa en la sangre. No se puede adelgazar mientras el cuerpo tenga mucha glucosa y mucha insulina. La insulina es una hormona que el cuerpo fabrica aquí en el páncreas.

Y es la hormona que recoge la glucosa en la sangre y se la lleva a las células. Sin insulina las células no pueden comer, porque la insulina es lo que permite que la glucosa de los alimentos que consumimos entre a la célula y la alimente. ¿Qué pasa? El arroz es uno de los alimentos más nos gusta, pero a la casualidad que también es de los alimentos que más glucosa produce. ¿Por qué?

Porque el arroz es un almidón. Si usted busca en el diccionario la palabra “almidón”, en un diccionario en su casa, va a ver que la palabra “almidón” dice – “almidón” quiere decir azúcar simple. Quiere eso decir que cuando uno come arroz, uno lo que está comiendo realmente es azúcar. El arroz se fabrica, el almidón se fabrica uniendo moléculas, átomos de azucares, azucares simples. Y cuando se unen hacen el arroz. Por ejemplo, usted va a ver aquí un saco de arroz. Este es de lo que nosotros acá usamos en Puerto Rico.

Arroz

El puertorriqueño, igual que muchas de las personas de Latinoamérica, no pueden considerar un comida sin arroz. Es arroz es sabroso, les enseño por aquí. Por aquí tengo un platito que me trajeron, lo trajo Jorge de su casa, de arroz, arroz blanco como nosotros lo usamos. Pero hay países donde el arroz no les gusta blanco, les gusta con color y con distintos tipos de frijoles. Hay países que les gusta con frijoles negros, acá en Puerto Rico nos gusta con los frijoles rosados, con lo que nosotros llamamos la habichuela rosada, pero la realidad es que el arroz como tal no tiene absolutamente nada.

Pero fíjense que aquí mismo yo tengo una pequeña cantidad. Si yo fuera a comerme un plato, como lo hacemos en la dieta 2×1 o 3×1, pues yo me aseguro de que el arroz nunca sea más de una tercera parte del total de plato o de inclusivo de una cuarta parte del total de plato. Ósea que me lo puedo comer, pero me lo tengo que comer sabiendo que lo que más me va a ayudar a engordar o a no adelgazar va a ser precisamente el arroz. Así que no hay nada malo con el arroz.