Dieta para la menopausia

Descubre qué dieta seguir para la menopausia. La menopausia es la etapa caracterizada por el cese del ciclo menstrual en la mujer. Esta etapa provoca cambios relevantes que acentúan los cambios que se producen con la edad tanto en el hombre como en la mujer. Muchos aspectos relacionados con la salud de la mujer tienen que ver con los ciclos menstruales, las hormonas que intervienen son los estrógenos y la progesterona. En torno a los 45.50 años se produce un cese en la producción de las hormonas sexuales. Este cese puede ser brusco o puede ser paulatino y en la mayoría de mujeres el cese del ciclo menstrual se produce de forma gradual. A medida que disminuye la producción de hormonas sexuales podemos observar la aparición de síntomas. Estos síntomas están relacionados con la aparición de sofocos, malestar anímico, falta de energía o aumento de peso.

También se ve afectada la salud ósea, cardiovascular y cerebral. Por ejemplo la función de la memoria. A medida que la producción de estrógenos disminuye disminuye también el gasto energético en reposo. Además, la más magra, es decir la masa muscular también disminuye, esto hace que de forma indirecta la mujer reduzca la cantidad de ejercicio físico que realiza y todos estos cambios influyen de manera importante en la evolución del peso corporal de la mujer. Los estrógenos tienen una función sobre el control del balance de canje corporal controlando las pérdidas de hueso. Durante la menopausia se producen disminuciones del 2 al 3 por ciento del hueso por disminución de los estrógenos, lo que tiene una incidencia directa sobre el riesgo de fractura y osteoporosis. Otro cambio que se produce es el aumento del volumen abdominal.

dieta para la menopausia

La disminución de estrógenos hace que la mujer sea menos eficaz a la hora de quemar las grasas de la dieta, por lo que tiende a acumularlas. Además esta situación hormonal condiciona que la mujer deposit la grasa en el abdomen y no en las piernas lo que tiene repercusiones a nivel de la salud. Estos dos efectos el ser menos eficaces a la hora de quemar grasas y tenderlas acumular en la parte superior puede acelerar en ciertos casos, el acúmulo de grasa abdominal. El aumento de grasa abdominal puede provocar el aumento del colesterol en sangre aumentando también el colesterol malo o LDL y disminuyendo el colesterol bueno o HDL. Esto aumenta el número de casos de enfermedad cardiovascular en mujeres con menopausia.

Las preferencias dietéticas durante la menopausia cambian, se produce un descenso en el consumo de alimentos saciantes, como son las proteínas y alimentos con fibra. En un intento de controlar el peso o simplemente por los cambios en los gustos a la hora de comer, la mujer tiende a comer poco por lo que se agrava el descenso en el gasto energético basal. Si a esto se une que la alteración anímica puede provocar que la mujer piqué más gente horas la situación de aumento de peso se puede agravar.

Las recomendaciones dietéticas van encaminadas a por un lado, aumentar el aporte de alimentos de origen vegetal por su aporte en fitoestrógenos. Los fitoestrógenos son componentes de los alimentos parecidos a los estrógenos , por lo que pueden ayudar a reducir los síntomas de la menopausia. Por ejemplo las isoflavonas de la soja, además puedes aumentar el contenido en fibra soluble de tu dieta porque nos ayuda a bajar el colesterol la fibra soluble se encuentra en legumbres, frutas y verduras. Asegura el aporte de calcio, vitamina d, vitamina k y magnesio para mantener una buena salud ósea. Alimentos que aportan estos nutrientes son los lácteos, los pescados azules, las verduras de hoja verde y tambiém alimentos enriquecidos.

Y no te olvides de comer alimentos proteicos, aumenta el consumo de proteína vegetal: legumbres incluida la soja, los cereales, los frutos secos i la proteína animal elige fuentes que no te aporten muchas grasas. Intenta reducir o moderar los alimentos grasos. Y sobretodo, muévete. Realiza ejercicio físico, te ayudará a mantener una buena salud ósea a la vez que mantienes la salud cardiovascular. Mejora tu estado anímico y emocional realizando actividades que te proporcionen bienestar. Intenta tomar estas medidas preventivas antes de que se instaure la menopausia, para reducir todos los cambios que se producen a nivel tanto físico como emocional.