Alimentación saludable para niños (Parte 3)

Empecemos con el desayuno. Alrededor del año ya debería el niño estar comiendo igual que los adultos, obviamente en pequeñas proporciones. Un desayuno es la comida más importante que tenemos en el día. ¿Por qué?, porque llevamos un período largo sin haber comido, entonces estamos fomentando altamente el desayuno. Porque estos niños de ahora se levantan, se toman una bebida achocolatada y se van para el colegio. Lo ideal es tener en ese momento una fuente de proteínas, llámese huevo, ojalá pocos embutidos. Una buena porción de proteina que puede ser o el huevo o una tajada grande de queso, queso crema o mantequilla.

niños-comiendo-frutaUn aporte de harina, porque necesitamos dar calorías para el día que van a empezar. Una bebida que puede ser una fruta, un jugo de fruta, una fruta masticada con una taza de ya sea un jugo, o una bebida achocolatada, o leche o una colada o una avena en ojuelas. Sigamos con la media mañana, Ideal que en la media mañana siempre tengamos aporte de fruta.

La fruta nos ayuda a la fibra, a mitigar el hambre. Ustedes han visto que cuando uno come una fruta, al momento uno quiere comer más porque la fruta se degrada rápido. Entonces va a llegar con buen hambre al almuerzo, si le damos mucho paquete, entonces al niño le da saciedad y no come bien en su almuerzo. Entonces continuemos con el almuerzo, ¿El almuerzo qué debería de ser?, no tipo sándwich, ni pizzas, sino tratar que sea proteína sana. ¿Qué es proteína sana? pescado, pollo, carne, en las proteínas sanas están metidas también todas las que son leguminosas, lentejas, garbanzos, fríjoles.

Entonces un aporte proteico, más una harina: llámese plátano, yuca, arroz, pasta. Una porción de verduras, la porción de verduras pueden ser o cocidas o pueden ser crudas. El mito con las verduras cocidas es que pierden vitaminas, la idea es que sea una cocción corta, que la verdura esté firme. Mientras que la verdura siga con firmeza, que sea firme y que tenga todavía el color brillante, se supone que ahí está todo su contenido de vitaminas. Acompañado de alguna bebida, ojalá que fuese agua y de postre una fruta.piramide1

La sopa es más un mito de las mamás que la sopa es lo que alimenta, lo que verdaderamente alimenta es la verdura y la proteína. Una sopa tiene alto contenido en harina, entonces tomarse una sopa como tal si no hay proteína, sí lo alimenta pero lo que en verdad alimenta es la proteína. Muy bien, ahora viene otra comida que en algunos lugares se conoce como onces y en otros como el algo… El algo es un intermedio entre el almuerzo y la comida. Es importante inculcar hábitos de vida saludables que permitirán al niño crecer sin sobrepeso y sin necesidad de someterse a dietas rápidas en un futuro.

Como estos niños tienen alto gasto calórico la idea es que no sea mecato. ¿Por qué?, porque el mecato tiene más tartracina, tiene muchos saborizantes. La idea es que volvamos al “algo” de la abuela: un yogur con una fruta o una pequeña harina, un buñuelo, un pan de yuca, un jugo (ahí si vamos a poner el jugo), una bebida achocolatada pequeña o un cereal o granola, que nos va a dar energía buena, que tenga frutos secos que tenga frutas deshidratadas este cereal, con un yogur o con leche, volver de nuevo a una arepita chiquita con quesito. Esas cosas se pueden implementar en los colegios, tenemos que ser muy exigentes como papás con los colegios. Porque los colegios no están dando frutas, todo es mecato y unos pasteles absolutamente grasosos, que el aporte mínimo de proteína en una tajada de queso es poco. Nosotros como padres tenemos que insistir que a los niños se les ofrezcan buenas cosas en la cafetería y nosotros enviarles buenas loncheras. Y finalmente la comida o la cena como parte de una dieta sana o dieta saludable… La comida es muy importante y ha pasado desapercibida en muchos hogares y se convierte en un desayuno.

El desayuno es por la mañana, y una correcta dieta debe proporcionar los nutrientes necesarios. Por la noche no es comer un chocolate con un pancito, con una arepita. ¿Por qué?, primero es una sobrecarga extra en harinas, entonces no se consumen y se empiezan a almacenar en forma de grasas; y es un error muy frecuente en la dieta de muchas personas. Lo otro es que el niño está en crecimiento, necesita durante la noche, cuando está en período de crecimiento, tenga buena cantidad de proteínas. La proteína le da saciedad, va a evitar que estos niños si son chiquitos se despierten después a tomar leche porque tienen hambre. Entonces la comida tipo desayuno está favoreciendo la obesidad infantil, no los está nutriendo. Entonces volver a la comida normal, la gente le da su uso, porque la gente dice que uno no debe tomar sopa con seco a esa hora, que eso favorece la obesidad. Eso no es así. Si usted se toma una sopa de verduras con una proteína, con un carbohidrato no le tiene porqué dar obesidad.